Yo, el ateo: #1 ¿Qué es un ateo?

Uno de mis pasatiempos recientes es conectarme al Twitter para averiguar qué se está diciendo sobre ateos y ateísmo. Me he encontrado uno que otro comentario ingenioso, una que otra persona para seguir, una que otra sana discusión; pero también varias intervenciones desinformadas, si no francamente ignorantes, y (en Semana Santa) docenas de usuarios quejándose de que los ateos también tuvieran vacaciones religiosas.

Poco a poco me he dado cuenta de la clase de cosas que se dicen con más frecuencia: de los estereotipos, por así decirlo, que tiene la gente al respecto de los ateos. Y una de mis observaciones más interesantes es que hay mucha gente que cree que el ateísmo es algo malo de por sí. «No es por ser ateo…», «llámenme ateo, pero…», «¡aclaro que no soy ateo!», «no soy ateo, es sólo que no me gusta la religión».

Acaso creerán que es necesario evitar el apelativo. Acaso compartirán la arraigada noción de que los ateos son malas personas por definición. Acaso pensarán que “ateo” es una especie de insulto, de un modo parecido a “marica”. No puedo, francamente, saber qué piensan en realidad. De vez en cuando contesto cosas como “¿qué tiene de malo ser ateo?”, pero nunca he recibido respuesta al respecto. Mi observación se acentuó un poco cuando vi esta caricatura, que estuvo circulando un rato bastante largo:

No, a mí no me hace gracia; y no es porque sea un amargado, ni porque no capte el “chiste”. Me parece que la imagen ilustra lo que podría pensar la gente. Y quiero aclarar de una vez que, si creen que es malo ser ateo, están totalmente equivocados. Para eso estoy escribiendo esta entrada; como pueden ver, la primera de una serie. El objetivo es, en cada entrega, despejar un mito, un malentendido o una noción errónea de las que tiene la gente a propósito de los ateos y el ateísmo.

Primero tengo que hacer una advertencia. El ateísmo es sencillamente la ausencia de una creencia en dioses. Y del mismo modo en que la gente que no cree en ovnis no tiene, en general, nada en común, igual que la gente que no juega al golf no tiene casi nada en común, los ateos tampoco tenemos muchas cosas en común.  Mis motivos y mis perspectivas sobre el ateísmo son tan personales como mis perspectivas sobre los ovnis y sobre el golf, y tal vez no coincidan con lo que cualquier otro ateo piense al respecto. Por eso la serie se llama Yo, el ateo; porque primero presento el ateísmo según lo entiendo yo, y a lo mejor los demás ateos están de acuerdo conmigo.

Y para arrancar la serie, digamos de una vez por todas lo que es un ateo: Una persona que no cree en dioses ni en otras entidades sobrenaturales. Ésta es la definición más sucinta que existe, y es tan amplia que incluso parece inútil. Para sacarle el sentido, tomemos unas cuantas notas:

  • Sobrenatural” es todo lo que está más allá de lo natural: básicamente, lo divino y lo oculto.
  • Si no crees en el Dios cristiano pero crees en Alá, en Krishna o en Dioniso, por ejemplo, no eres ateo.
  • Si no crees en ningún dios particular pero crees que existe un poder superior, o tienes la vaga noción de que “algo tiene que haber (allá arriba)”, no eres ateo.
  • Si no crees en ningún dios particular pero crees en una “energía vital” que permea a los seres humanos y trasciende lo físico, no eres ateo.
  • Si no crees en ningún dios particular pero crees en el horóscopo, lamento informarte que ¡¡no eres ateo!! No hay forma de que los astros influyan en nuestra vida de manera distinta según nuestro día de nacimiento. Afirmar tal cosa es inventarse un fenómeno sobrenatural.
  • Los budistas no tienen exactamente un dios, pero tampoco son ateos. Una idea central del budismo es el ciclo interminable de vidas, el cual sólo puede romperse al alcanzar el nirvana. En otras palabras, los budistas creen en la reencarnación, otro fenómeno sobrenatural.
  • Ser ateo no dice absolutamente nada sobre la clase de persona que eres. Hay ateos buena gente, hay ateos mala gente. Hay casos de casos, pero, en general, el ateísmo de una persona tiene más bien poco que ver con sus perspectivas políticas, con sus ideas morales o con su calidad de vida.
  • En particular, los ateos no son satánicos. Satán, por definición, es un ser sobrenatural. Nosotros no adoramos al diablo; simplemente creemos que no existe.
  • Y por si acaso nada más, ser ateo no significa que creas todo lo que dice la ciencia. Puedes ser ateo y creer que el Sol gira alrededor de la Tierra, por ejemplo, o que el VIH no existe y el sida es un invento de la industria médica. Seguirías siendo ateo, sin duda, pero también un ignorante. Ciertamente, algunos de los mayores patrocinadores de ideas anticientíficas fueron ateos (pero no voy a decir quiénes, ya que eso es tema de otra entrada).

Por supuesto: concedo que, la mayoría de las veces, cuando una persona se afirma como atea, no está diciendo simplemente que no cree en dios(es). Una declaración de ateísmo también suele ser una declaración implícita de los principios que lo llevaron al ateísmo: normalmente, la observación, la razón y el pensamiento crítico. Por eso, tampoco es cierto que un ateo sea “simplemente” lo que yo dije arriba. Pero ya habrá ocasión de hacer afirmación de principios; la idea de hoy era desmentir unas cuantas falsas ideas, para luego pasar a lo más importante. ¡Hasta entonces!

Anuncios
Trackbacks are closed, but you can post a comment.

Comentarios

  • Unmei-Nikki  On mayo 18, 2012 at 1:05 am

    Solo diré… Gao! ;////;!
    YA sabes lo que pienso -w-

  • Pedro  On agosto 9, 2012 at 9:09 pm

    La reencarnación no es nada sobrenatural, no es una creencia, es una realidad.

    Ya otro tipo de creencias como astrología, alma no te hace ni más ni menos ateo.

    Ateo implica no creer en ningún dios.

  • Fabio García  On agosto 10, 2012 at 10:15 am

    Pedro, gracias por pasar y dejar tu comentario. No estoy de acuerdo contigo cuando dices que la reencarnación no es sobrenatural, pues la verdad es que no se conoce ningún mecanismo natural por el cual un ser pueda reencarnar después de su muerte. ¿Lo conoces tú? Te invito a explicarlo.

    En cuanto a lo otro, eso es tu definición de ateo. La mía es más estricta que la de otras personas, incluyendo la tuya; la mía excluye a los espiritistas, pero no a los conspiracionistas locos.

  • Pedro  On agosto 10, 2012 at 10:01 pm

    Soy budista, básicamente yo llamaría Renacimiento en lugar de reencarnación, porqué negamos que el “alma” trasmigre de un cuerpo a otro.

    He trabajado con algunos psicólogos en realizar regresiones en niños, para supuestamente comprobar si recordaban su “vidas pasadas” yo era escéptico en esto. La razón por la cual fueron niños es porque, sostenemos que los adultos con la vivencias que tienen y quedan en el subconciente interfieran en la veracidad de los resultados. Y los resultados que obtuvimos francamente me asombró, ojo, esto no quiere decir que sea nada místico, divino, ni sobrenatural. Todo tiene una explicación. Aún ando en esto. Buscando que las piezas encajen en su sitio. Sin dejar de lado mi protocolo de investigación. Las creencias son como una veneno, te impiden ver la verdad..

    Es más me ayudo a reafirmar más mi ateísmo.

  • Pedro  On agosto 10, 2012 at 10:03 pm

    Aún falta mucho que investigar, no estoy apegado a ninguna creencia, simplemente estoy en busca de la verdad, sea cual sea esta. Ya me harté de tantas mentiras e ignorancia, que es lo peor que puede haber y nos impide evolucionar como seres humanos. Saludos

  • Fabio García  On agosto 13, 2012 at 9:52 am

    Me llama la atención que estés haciendo una investigación como ésa, y me gustaría que compartieras esos resultados (siempre con un poco de recelo, porque no es la primera vez que me entero de un trabajo de ese estilo, y los casos anteriores siempre habían sido charlatanería bienintencionada).

    En cualquier caso, debo insistir: si eres budista, no eres ateo. En especial si crees que las circunstancias presentes vienen determinadas por las acciones en vidas pasadas, lo cual es costumbre en las religiones orientales e implica una cosmología incompatible con el ateísmo.

  • Pedro  On agosto 13, 2012 at 10:34 am

    Tendré presente tu comentario Fabio. Saludos.

  • Leo Guerra  On mayo 18, 2014 at 1:27 am

    “Está probado por evidencia documentaría, que Krishna vivió en la India antes de la era cristiana.” J. M. Roberston, 1900

    “Que Krishna mismo fue una figura histórica es un hecho indudable.” Rudolf Otto, 1933

    “Krishna, el príncipe histórico y auriga de Arjuna.” Dr. Thomas J. Hopkins, 1978

    “Aunque la investigación histórica no siempre reconoce los datos tradicionales… no hay duda de que hubo en realidad un Krishna histórico.” Hans Küng, 1987

    Puedes consultar:

    http://www.veda.harekrsna.cz/encyclopedia/historical-krsna2.htm

    http://archaeologyonline.net/artifacts/scientific-verif-vedas

    http://gosai.com/writings/vedic-archeology

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: