¿Qué clase de ateo eres?

Hace algunos días, PZ Myers publicó un pequeño catálogo de los ateos, según el cual se nos puede repartir en cuatro categorías: los ateos científicos, los ateos filosóficos, los ateos políticos y los humanistas. Si eres ateo, ¿a qué clase(s) perteneces? O quizá más interesante: ¿en qué clase(s) quisieras estar?

Ateos científicos:

El bando del Nuevo Ateísmo tiende a estar cargado de ateos científicos, dado que el ateo más influyente de nuestra generación, Richard Dawkins, es uno, y El espejismo de Dios es en verdad una introducción maravillosa a su postura filosófica (y una advertencia: yo mismo también me considero de este tipo de ateo). Los ateos científicos tenemos la fuerte expectativa de que las afirmaciones sobre la naturaleza del universo deben sustentarse en la evidencia empírica y la razón; de que nuestra meta debe ser adquirir verdades más profundas sobre la realidad; y de que el conocimiento y la epistemología son supremos.

EjemplosRichard DawkinsJerry CoyneJason RosenhousePharyngula.

Fortalezas: Tienen TODA LA RAZÓN. Es casi completamente cierto que no hay un dios, y es definitivamente cierto que los proponentes de dios no han proporcionado evidencia razonable para sustentar sus afirmaciones extravagantes y antinaturales. Para muchos de nosotros, eso basta: el poder de la ciencia, combinado con la incapacidad de la religión para ofrecer motivo alguno en favor de sus afirmaciones, le permite al ateo científico decir simplemente “caso cerrado” y acabar con el asunto.

Debilidades: La arrogancia. Es una arrogancia bien merecida, en todo caso, ya que tienen la razón — pero significa que suelen estar mal preparados para la acción política. También les representa una tendencia a desdeñar las otras categorías del ateísmo; consideren el desprecio excesivamente arrogante de Stephen Hawking y Lawrence Krauss hacia la filosofía.

Frase común: “Muéstrame la evidencia científica revisada por pares. O cierra la jeta.”

Ateos filosóficos:

Hay que abonárselo: los ateos filosóficos son los ateos originales, y aunque están un poco desbordados por la creciente población de ateos científicos,  siguen siendo una contribución importante a nuestra forma de pensar. Los ateos filosóficos no están tan enfocados en el empirismo; en cambio, atienden a la lógica y las suposiciones de los enunciados sobre los dioses. También tienen una apreciación más profunda de la historia, y consideran las causas que llevan a concluir el ateísmo.

EjemplosJohn WilkinsCamels With HammersAtheist ExperienceThe Uncredible Hallq.

FortalezasEl rigor. Plantear preguntas difíciles. De todos los ateos, los filosóficos son los más propensos a ponerse en contra de sus colegas ateos y exigir que sustenten sus postulados. Éste es el equipo que nos mantiene sinceros a los demás, y es esencial para la integridad del movimiento.

Debilidades: Demasiado retóricos, y para el resto de nosotro, quisquillosos y molestos. También son probablemente la clase menos carismática de ateo: es muy difícil reunirse en torno a una discusión detallada del modus ponens. A menos que seas filósofo.

Frase común: ¿Frase? Son filósofos. Lo más seguro es que te suelten un tratado.

Ateos políticos:

Mientras que los ateos científicos tienen conocimiento y pujanza, y los ateos filosóficos tienen lógica y razón, los ateos políticos son los que hacen el trabajo pesado. Son los organizadores y diplomáticos y lobbistas, la gente al filo de la vanguardia cuyo diario vivir es trabajar con (y contra) los oponentes del ateísmo. Están dispuestos a trabajar en busca de ganancias acumulativas, de modo que suelen centrar su atención en lo que podemos conseguir hoy mismo, esta semana, este año. Si te encuentras con un ateo que te cita precedentes legales y quiere organizar una campaña para resolver un conflicto de separación iglesia-estado, te has encontrado un ateo político.

EjemplosThis Week in Christian NationalismDispatches from the Culture Wars, las páginas de todas las grandes organizaciones ateas.

Fortalezas: Ellos hacen el trabajo. Sin esta gente, seríamos un puñado de académicos aburridos reuniéndonos en auditorios de universidad para hablar de universos ideales e inconsistencias en la Biblia.

Debilidades: Exasperantemente dispuestos a transigir. Momento, ¿eso es una debilidad?

Frase común: “El Congreso no hará ley alguna con respecto a la adopción de una religión o prohibiendo el libre ejercicio de dichas actividades; o que coarte la libertad de expresión o de la prensa, o el derecho del pueblo para reunirse pacíficamente, y para solicitar al gobierno la reparación de agravios.”

Humanistas:

Los humanistas son gente conmovida por preocupaciones del mundo real; apoyan el ateísmo porque ven la religión como fuente de opresión o injusticia, ven el secularismo como un mejor camino hacia la justicia y la igualdad, quieren ponerle un rostro humano a las abstracciones del ateísmo. Son gente motivada por preocupaciones éticas y sociales. No está mal decir que somos ateos porque creemos en la verdad, pero son los humanistas los que nos dan una razón para pensar que la verdad importa.

Esta categoría representa la mayor parte de la humanidad. Éstos son los idealistas que establecen las grandes metas, y los activistas que anhelan un mundo mejor. Si queremos que el movimiento ateo crezca, debemos adoptar metas más amplias que la mera ciencia y filosofía. Debemos acoger la humanidad y la cultura.

EjemplosBlack SkepticsMaryam NamazieNo Country for WomenZinnia Jones

Fortalezas: Éste es el corazón de un movimiento ateo que ha de resistir y crecer. Pasándolo por alto, cabe esperar que el ateísmo se desvanezca.

Debilidades: Pragmáticamente volubles. Si el movimiento ateo no atiende a los asuntos humanos, ellos se mudan a las instituciones que sí lo hacen. ¿Por qué ser ateo si hay alguna iglesia incluyente y progresiva que pueda hacer un mejor trabajo? ¿Por qué ser ateo si descuidamos las preocupaciones de las mujeres o de las minorías, o desestimamos los derechos civiles?

Frase común: “Nuestro propósito es un mundo Humanista en el cual se respeten los derechos humanos y todo el mundo pueda vivir una vida digna.”

Yo mismo me considero un ateo filosófico. Si bien me encanta la ciencia y admiro la manera que tienen los avances científicos de ganarle terreno a la superstición, mis intereses suelen ser más abstractos (de lo contrario no estaría estudiando matemáticas), y prefiero indagar en los motivos que llevan a la gente a creer y no creer.

Sin embargo, suscribo las palabras de Greta Christina sobre los organizadores, los que PZ llama los ateos políticos:

La gente a la que más admiro en el movimiento ateo son los organizadores.

No me refiero a los líderes de las grandes organizaciones. Mejor dicho, sí. A ellos también, por supuesto. Pero no sólo a ellos, ni siquiera principalmente a ellos. La gente a la que más admiro en el movimiento ateo son los organizadores de los grupos locales y los grupos estudiantiles. La gente a la que más admiro es la gente que está a cargo de los grupos y organizaciones y reuniones ateas en Omaha y Cincinatti, Alabama y Carolina del Norte; la gente a cargo de los grupos estudiantiles en Carolina del Sur y en Indiana Virginia y Ohio. (Y en todas partes. Si no mencioné tu región… también me refiero a ti).

Ellos son la gente que hace el trabajo que:

a) yo no quiero hacer;

b) yo soy desastrosa para hacer;

y c) necesita desesperadamente que alguien lo haga.

Si eres un ateo político, ten en cuenta que nuestro movimiento te necesita; que nuestro país te necesita.

Anuncios
Trackbacks are closed, but you can post a comment.

Comentarios

  • David Osorio (@Daosorios)  On julio 10, 2012 at 7:42 am

    Maryam Namazie lo corrige y agrega otro tipo, los ateos militantes: http://freethoughtblogs.com/maryamnamazie/2012/07/09/not-that-kind-of-atheist/

  • Fabio García  On julio 10, 2012 at 1:38 pm

    Por la manera en que Namazie lo describe, creo que el asunto no está en que ella sea una atea “humanista” de la manera en que lo dice Myers (y, por tanto, “pragmáticamente voluble”). Más bien, el problema es que Myers no acertó su descripción inicial: si los ateos políticos están dispuestos a concertar diplomáticamente, los humanistas no. Ellos velan por que sus intenciones se cumplan sin condiciones. Es posible que Myers, por atribuirle una debilidad al grupo, les haya estampado una característica equivocada; yo diría que el problema de los ateos humanistas es que son los más dados a la controversia.

    Por otro lado, considero que la etiqueta de “militante” es innecesaria, pues cada uno de los tipos de ateo puede ser o no militante (por ejemplo: Dawkins es ateo científico militante, Hawking es ateo científico pero no militante). En efecto, toda vez que somos parte de este movimiento, somos militantes por definición.

  • katatumbo55  On julio 26, 2012 at 5:40 pm

    Reblogged this on Ateísmo, poesía y literatura and commented:
    Esta es la traducción que hace Fabio Garcia (Fengar) de un articulo de PZ Myers (Pharyngulla, New Pharyngulla) acerca de los tipos de ateos,aderezado con opiniones personales del traductor

  • Pedro  On agosto 11, 2012 at 1:55 pm

    Falto Sam Harris, me gusta su libro “The End of Faith”, creo que es con el que más simpatizo en mi forma de pensar, buen blog.

  • Fabio García  On agosto 13, 2012 at 9:44 am

    Harris, pensaría yo, es científico con tendencia a lo filosófico. Supongo que es por esa dificultad en clasificarlo que no aparece en la lista. También puede ser porque a Myers no le cae muy bien Harris, pero quién sabe…

  • Jorge  On octubre 23, 2014 at 3:06 pm

    Hola !!!, oye sabias tu que JesuCristo dio su vida por nuestros pecados, el pagó con su vida por nuestros pecados en la cruz del calvario, como dice en la Biblia: arrepiéntete de todos tus pecados y pídele perdón a Dios por ellos y cree en el señor Jesucristo como tu salvador, por que el vino a traer la salvación a toda la humanidad, JesuCristo dijo en la biblia, Juan 14-6 : Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí, y por gracia de Dios, el te perdona todos tus pecados, arrepintiéndote de ellos ,escrito está en la Biblia, Juan 1-9: Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad, y también dice en la biblia: Efesios 2:8-9 : Porque por gracia sois salvos por medio de la fe, y esto no de vosotros, pues es don de Dios, no por obras, para que nadie se gloríe, Dios te ama !! y te inscribe en el libro de la vida y tu eternidad la pasarás en el reino de Dios, después de la muerte.

    Ahora si tu quieres recibir la salvación, es muy sencillo, solamente tienes que ir a una iglesia cristiana que tu gustes y pedirle al pastor que quieres recibir a JesuCristo en tu corazón, el ora por ti y recibes la salvación, y Dios inscribe tu nombre en el libro de la vida, escrito está en la Biblia, Hechos 3:19: Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados, para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio. Yo ya fui, y me arrepentí de todos mis pecados y recibí a Cristo en mi corazón y me limpio mi alma de todo pecado, lee la biblia para que conozcas como es que Dios quiere que vivamos nuestra vida, para que entremos a su reino y que es lo que él nos señala que es pecado, yo te invito a cualquier iglesia cristiana para que recibas a JesuCristo, Él te ama!!, que Dios te bendiga.

  • Fabio García  On octubre 24, 2014 at 2:56 am

    Hola, Jorge. Muchas gracias por tu comentario, y por tomarte el trabajo de exponer tu forma de pensar. Para corresponder tu esfuerzo, me gustaría darte a conocer un poquito de la mía. Disculpa que mi mensaje sea un poco apresurado; pero quiero responderte lo más pronto posible y sé que si no lo hago ahora, probablemente nunca lo haga.

    Lo primero que quiero explicarte es que tu mensaje, desafortunadamente, no es suficiente para convencerme de que acepte a Cristo.

    Para empezar, yo no creo en el pecado en la forma en que tú lo entiendes. Sé que hay buenas personas y malas personas, sé que todos cometemos buenas y malas acciones. Pero yo no llamo “pecados” a las malas acciones, ni creo que necesiten ser perdonados, ni limpiarse, ni pagarse, ni nada parecido. Reconozco que cada persona debe responder ante la sociedad por las malas acciones que ha cometido, y considero que eso basta. Si quieres convencerme de que acepte a Cristo, primero tienes que convencerme de que las malas acciones merecen llamarse “pecados”, y que necesitan ser perdonados y limpiarse y todo eso que dijiste. No me has convencido de esto, así que tampoco puedo aceptar el resto de lo que has dicho.

    Pero supongamos que los pecados son como dices. De todos modos, tampoco creo en la salvación en la forma en que tú la entiendes. ¿Salvarnos de qué? Hay gente que necesita ser salvada de muchas cosas, pero los pecados no son una de ellas. ¿De qué necesito salvarme yo? Si quisieras convencerme de que aceptara a Cristo, primero tendrías que convencerme de que yo necesito salvación, cosa que por supuesto tampoco has hecho.

    A pesar de todo, supongamos que los pecados son como dices y la salvación es como dices. Aún así, yo no creo que Cristo realmente haya existido, y en todo caso es muy improbable que la Biblia sea un relato fiel de lo que Cristo haya dicho. Aun si fuera cierto que mis pecados requieren perdón y salvación, nada me garantiza que aceptar a Cristo sea suficiente para conseguirlo. Así que también necesitas convencerme de que la palabra de Cristo está realmente en la Biblia, y de que yo debo seguirla para salvarme, si lo que quieres es que yo acepte a Cristo.

    Con todo y esto, incluso si me convencieras de que necesito aceptar a Cristo para salvarme, de todos modos tendrías que convencerme de que asistiera a una iglesia y buscara a un pastor, pues no basta con que lo sugieras para que yo lo crea necesario. ¿Por qué Cristo necesitaría que yo fuera a cierto sitio a hablar con cierta persona para poder aceptarlo en mi corazón? Al fin y al cabo, ¿no se trataría sólo de mi corazón, y de nada más?

    Pero si consiguieras convencerme de esto, entonces sin duda habrías conseguido formar a un nuevo cristiano.

    Como ves, el camino es largo. Pero si tú tienes la razón y realmente piensas que está en juego mi eternidad después de la muerte, entonces sin duda pensarás que vale la pena darse a la tarea, y no tardarás en convencerme de cada una de las cosas que has dicho. ¿Qué dices? ¿Vas a intentarlo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: