Category Archives: Mantenimiento

De cómo un blog muere durante un año entero

Comienza un año nuevo, y llega el momento de hacer una retrospectiva del año anterior. Debería darme pena haber publicado, después de la entrada inaugural del primero de enero, la impresionante cantidad de exactamente cero publicaciones nuevas. No voy a hacerle excusas, sin embargo; voy a dejar que el año en blanco se quede en blanco y voy a enfocarme en el que sigue.

La publicación de hoy tiene tres propósitos: 1. repasar los temas de la última retrospectiva y establecer enlaces para recuperarlos; 2. enumerar los asuntos que me interesaron a lo largo del año pasado y sobre los cuales valdría la pena escribir; 3. proponer una nueva (fallida) lista de trabajo para 2014.

Los que siguen son los temas que propuse la última vez, acompañados de un breve comentario:

  • ¿Cuáles son los axiomas de mi sistema de pensamiento? [2014: ¿Y por qué es tan importante eso de los axiomas?]
  • ¿Por qué el solipsismo es, en el fondo, un buen punto de partida? (Ésta tiene que ver con la anterior) [2014: Pista: tiene que ver con la asimetría que hay entre nuestros pensamientos, tangibles para nosotros mismos, y los invisibles pensamientos ajenos.]
  • ¿Qué hay, al fin, sobre los axiomas ideológicos de la derecha política? [2014: La verdad, este tema ya no me interesa.]
  • ¿Por qué no vale la pena evitar los debates? [2014: Y muchos otros asuntos de epistemología popular, incluyendo algún comentario al respecto de un ensayo que recién leí.]
  • ¿Qué tiene Féngar que decir sobre la evolución? [2014: Y en particular, quiero hablar sobre la importancia práctica que pueda o no tener el debate sobre la evolución.]
  • ¿Cuál es el estado de las lecturas pendientes? [2014: Pésimo, como puede verse en la respectiva página. No he comentado ninguno de los libros; me he leído otras varias cosas interesantes desde entonces y no he comentado ninguna, empezando por el fascinante Pensar rápido, pensar despacio de Daniel Kahneman.]
  • ¿Qué escribir para el Día de la Aproximación a Pi y otras fechas de interés matemático? [2014: Con una nueva edición de Falacias matemáticas bastaría para todo el año.]
  • ¿Por qué no se le debe hacer excepción a Dios cuando se trata de lo que es accesible a la razón? [2014: Otro tema que ya poco me interesa, en particular porque me he mantenido bastante al margen de este tipo de discusiones.]
  • El valor de la autoridad y la falacia de autoridad [2014: Un tema siempre vigente. Mi postura se resume en lo siguiente: lo que importa no son las credenciales, sino los argumentos, pero las credenciales suelen ser un buen indicador de dónde están los buenos argumentos.]
  • El negocio del Baloto y el azar en general [2014: Esto conecta con un tema que recientemente ha comenzado a llamarme mucho la atención. Más abajo hablo de esto. Es posible que acabe conectando ambos temas, aunque ahorita no veo cómo hacerlo de manera coherente e interesante.]
  • Cómo funciona el argumento por analogía, junto con una crítica a algo que vi en Facebook hace poco [2014: “Poco” hace un año, pero sí me gustaría comentar algo al respecto tarde o temprano.]
  • El sentido de la responsabilidad intelectual [2014: Otro tema siempre vigente. La idea es que todo el mundo tiene el derecho de pensar mal, pero el deber de pensar bien.]

En cuanto a los temas que despertaron mi interés el año pasado, cabe nombrar los siguientes:

  • No es secreto que yo le he dedicado largo tiempo a las discusiones en línea. Quiero reflexionar sobre la forma en que discutimos yo y los demás, sobre lo que sirve para cambiar pareceres y lo que no.
  • La racionalidad epistémica (correcto pensamiento para hallar verdades) y la racionalidad instrumental (correcta acción para cumplir los deseos propios), y cómo entran en conflicto: el autoengaño como manera de satisfacer ciertas necesidades instrumentales a costa de la racionalidad epistémica. (Esto es tangencial al asunto de los juegos de azar: jamás son un buen negocio para el jugador, pero el tiquete de lotería no vale por el negocio, sino por la ilusión).
  • Unas cuantas reflexiones que despertó mi reciente viaje por otros países.
  • Todo el asunto del argumento ontológico de Gödel, y cómo eso no representa demostración de la existencia de Dios (debería darme muchísimo pesar no haber escrito esto el año pasado cuando comenzó a salir, ya que las circunstancias me hacían la persona más indicada para expresarme sobre el tema).

En teoría, esto debería ser suficiente para todo el año. Vamos a ver cuáles de estos temas son bastantes para sacarme de mi letargo productivo.

Anuncios

Retrospectiva: el primer año de Féngar Dice

calendarHace un año y un día me las arreglé para que la apertura de mi blog coincidiera con la apertura del año 2012. Mi propósito era hacer, en los primeros días del año, ociosos como pocos, una relectura de mi blog para evaluar lo publicado durante el año anterior. En esta ocasión la tengo bastante fácil (eso es bueno) debido a la escasez de artículos (eso es malo), así que quiero arrancar diciendo que mi propósito para el 2013 es mantener mejor este blog.

Echémosle un vistazo a todo lo que hice este año:

Sigue leyendo

Desistiendo

(Maldita sea, ese rojo fulgurante ya me tenía cansado. Este color gris es sin duda una mejora).

Para poder continuar escribiendo en este blog, voy a tener que echar abajo ese proyecto de “sistema de pensamiento” que me traía. Por supuesto que, a la larga, el sistema se dejará vislumbrar entre los fragmentos, pero no de la manera sistemática (duh) que yo (quizás) pretendía.

Pero descuiden, lectores: yo voy a seguir compartiéndoles mis pensamientos, no con demasiado orden, pero sí con todo el interés. Luego veremos qué pasa.

Y ahora, nueva imagen

Cambio el esquema del blog con la esperanza de que la legibilidad mejore un poquito. ¡Espero que sea de su agrado!

¿A qué se dedica Féngar ahorita? Y otros racionalismos

La falta de disciplina que siempre me ha caracterizado hace que la aventura de llevar un blog bien llevado me resulte prácticamente imposible. Llevo una semana sin escribir mayor cosa, y no es por falta de ganas.

Estoy preparando varios temas, unos cortos y otros largos, y cada tanto se me ocurren ideas nuevas que no consigo desarrollar. Todavía me toca escribirle el diario de lectura a mis lecturas pendientes (que ya terminé), escribir una segunda entrega de “Falacias matemáticas” y explicar por qué es importante pensar bien.

Mientras tanto, están los múltiples talleres de Sistemas y Algoritmos, el estudio independiente de Teoría de Números, los artículos sobre lenguajes formales, el curso de Cálculo Vectorial que recién comienza, el fútbol, y otras cuantas actividades pendientes.

¿Abandonar el blog, pues? Nada de eso. El blog está en su primera etapa, en la cual comienzo a reunir mis ideas y desarrollarlas de manera coherente, nada más que para mí mismo. A estas alturas, la publicidad es mi manera de hacerles saber a ustedes, mis lectores, que tengo un proyecto. Más adelante esto toma forma, y sólo entonces desaparecerán las excusas.